fbpx

El de esos niños (Pasión)

 

En mi vida no existe la carencia de personas. Y además, a muchas de ellas he tenido la suerte de conocerlas de cerca.

En ese terreno me muevo en la fortuna de poder observar de cerca esos gestos únicos, que nos hacen diferentes y humanos al mismo tiempo.

Un guiño de ojos a destiempo, una comisura que se moja al hablar, unas palabras atropelladas, la intensidad de no querer aceptar un NO.

Las he vivido de cerca ya sea como espejo o en carne propia. Y de todas saco algo en claro.

Todos somos extraños. De la forma más bonita posible.


Foto de @alanperezph

Nos reímos cuando tenemos 10 años de la niña que le cuesta enlazar dos palabras seguidas sin repetir sus primeras sílabas. Pero hoy, años después y con sesiones de logopeda de por medio, hablando mal, aún se come a veces lo que le da la gana…

No obstante solo a alguien que sepa apreciar su singularidad le mostrará, entre nerviosismo e incapacidad de control, esos momentos infantiles, viéndose como un flash back de nuevo con una pizarra custodiándole la espalda mientras reza en que la siguiente palabra no empiece por “s”.

Yo he sido tartamuda durante casi toda mi vida, con dificultad para pronunciar dos letras juntas.
Y se han reído de mí, me han insultado, me he sentido como una hormiga pequeña, llegándose a burlar de mis orígenes humildes, como si que yo pudiera escoger eso.

Y a mis 32 años veo ahora en esos niños todas las inseguridades que en mí destacaban, solo que en ellos estaban ocultas y guardadas en un sutil cajón.

A todos esos niños que hicieron de mi banda sonora infantil un corrillo de bufidos y menosprecios solo tengo que daros las gracias.

Me disteis fuerza. El mejor de los regalos.

 


Escucha la lista de música que ha inspirado este instante

 

Share with

Deja una respuesta

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart

No hay productos en el carrito.